Llegada de Figo a la Familia


 

Windows Live Spaces

 

 

¿Recuerdan el perrito chino que mi amigo Christian vendía y que fue motivo de una entrada pasada en este blog?

 

Pues no están para saberlo ni yo para contarlo pero ya tiene dueño: es mi hermano Antonio.

 

Sucede que al mismo tiempo envié un correo a todos mis contactos con la misma información y le agradó mucho la posibilidad de tener una compañía canina en su departamento. Eso fue hace un mes, cuando me pidió que lo contactara con Chris.

 

Total, después de una larga y suspensiva espera por fin hoy se pudo concretar la transacción y entrega del perrito, que a partir de hoy y por voluntad de mi hermano, se llama FIGO.

 

Realmente hoy fue un día muy divertido porque al margen de las payasadas que teníamos el día de hoy (a ambos se nos sale lo simple cada vez que nos vemos), Chris tuvo la gentileza de acompañarme y ayudarme a realizar las compras (buenas, baratas y bonitas jajaja) de todos los tiliches de Figo: jaula para transportarlo (que cumpliera los requerimientos de los aviones), collar de castigo, collar monón, cadena, plato para comer, en fin, todo lo que un perro decente se precie de tener, ah, y su correspondiente vacuna quintuple. Muchas gracias Chris por las atenciones y te prometo que estaré al pendiente de Figo.

 

El regreso a Tehuacan tuvo su anécdota porque cuando bajé del autobús (fui la ultima persona en bajar) nadie podía tomar su maleta porque ¡¡¡Figo se había salido de su jaula y estaba arriba de todas las maletas moviendo la cola!!! (jajaja, se veía botanísima). Un tipo se me quiso poner denso porque según el perro había ensuciado sus maletas pero mejor lo ignoré abrazando al can.

 

Al llegar a casa temí que Yaco fuera agresivo con Figo, por las cuestiones de marcar territorio y esas cosas, pero no fue así. Yaco en realidad es muy amigable y juguetón y quiso empezar a oler y hurgar entre los pliegues de Figo pero fue este último quien tardó en salir de su jaula, desconfiado solamente observaba y de repente gruñía cuando Yaco se le acercaba a olerlo. Lo dejé así por un rato, observándolos, y al final, cuando vio que Yaco se sentaba junto a mi y yo lo acariciaba el decidió salir y acercarse (creo que no tengo tan mala mano para los perros).

 

Después de unos minutos y de hacerse las presentaciones olfativas correspondientes ambos empezaron a jugar, agarrarse confianza y han estado jugando el resto de la noche.

 

Pienso qué pasará cuando el 11 me lleve a Figo al DF para entregárselo a mi hermano. ¿Lo extrañará Yaco? ¿Se sentirá mas solo después? ¿Se entristecerá? Yaco se pasa las tardes solito, solo me ve en las mañanas y en las noches y la presencia de Figo le ha agradado mucho. Quizás ya va siendo hora (después de 1 año y medio) de buscarle un hermanito. REBE CAVILA.

 

Video donde Yaco y Figo juegan

(se ve feíto pero es mi celular chafa)

 

  

Anuncios

2 comments

  1. no · julio 1, 2008

    oohhh l pekeño figo…. ( vaya, ya era necesario un nombre, ese de perrin-perron como que no mas no jalaba) jajaja debio verte botanisima trepado en las maletas viendote con esa carita de angel canino moviendo el rabo como diciendo " hey ya llegue!" jejeje.. en fin… me tranquiliza mucho saber que sta en buenas manos y que le espera un futuro muy feliz… verdad ANTONIO???  jajaja, bueno , aun faltan unas escasas fotos pero ya seran enviadas en poco tiempo… mientras tanto….. un saludo al pekeño bebe-cachorro y un beso a mi nueva pariente!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s