La jornada electoral


A unas cuantas horas ya será la jornada electoral del 5 de julio. Estoy a unos minutos de dormirme y hago un recuento de lo que han sido estos últimos ocho meses. Lo que he hecho, lo que he vivido, también lo que he perdido (lamentablemente) así como las satisfacciones que he alcanzado, laborales como personales.

Han sido ocho meses los que ha durado este proceso electoral y que oficialmente empezó en nuestro distrito el 12 de diciembre de 2008. En ese tiempo tuvimos que reclutar, entrevistar y seleccionar a 114 capacitadores-asistentes electorales (CAE’s) y a 13 supervisores electorales (SE’s) de casi 500 aspirantes para posteriormente capacitar a ambos grupos. Esto fue en los meses de diciembre, enero y febrero.

Se preparó el sorteo del 10% de la Lista Nominal, actividad que tiene el nombre legal de primera insaculación en el COFIPE (Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales) a casi 20,000 ciudadanos a quienes se les imprimió y entregó su respectiva carta-invitación para ser funcionarios de casilla al mismo tiempo que se les realizó su primera capacitación (etapa que le llamamos "Primera Etapa de Capacitación"). Las personas seleccionadas fueron aquellas cuyo apellido materno empezaba con la letra "Z" y los apellidos subsecuentes: "A", "B", "C", etc. Para esto solo tuvimos dos meses, a partir del 8 de marzo al 30 de abril. Estos meses fueron muy intensos y desgastantes en todos los sentidos: laboral  y en mi caso a nivel personal.

El 8 de mayo iniciamos la segunda etapa de capacitación en donde realizamos el segundo sorteo (Segunda Insaculación) de acuerdo al mes del calendario sorteado por el Consejo General  que en este caso fue el mes de julio. Las personas seleccionadas en la primera etapa, que dijeron que querían participar como funcionarios de casilla, que habían sido capacitados y que además habían nacido en el mes de julio, o meses subsecuentes, se les imprimió el nombramiento con su cargo respectivo como funcionario de casilla, mismo que fue determinado en base a su escolaridad: a las personas con mayor escolaridad se les otorgaron los cargos más importantes, en este orden: presidente, secretario, primer escrutador, segundo escrutador y los tres suplentes generales.

De mayo hasta hoy 4 de julio se entregaron los 2485 nombramientos de los funcionarios que integran las 355 casillas electorales que nos corresponden integrar en los 23 municipios que integran este 16 Distrito Electoral Federal en el Estado de Puebla y que comprende toda la Sierra Negra de Puebla (que abarca desde parte de la sierra de Zongolica, Veracruz hasta cerca de Teotitlán, Oaxaca), todo el valle que rodea el municipio de Tehuacán y los municipios de la mixteca norte de Puebla. Es un distrito que se considera de alta complejidad por ser catalogado como indígena ya que poco más del 40% de las personas que integran la lista nominal hablan una lengua indígena, además de la alta dispersión poblacional, baja densidad demográfica, geografía escarpada, machismo, y fuertes problemas de migración, entre otros problemas.

Aun así pudimos entregar todos los nombramientos necesitando realizar solamente 40 sustituciones de funcionarios designados, al parecer, la cifra más baja de los 300 distritos electorales de todo el país. Pudimos alcanzar la estrategia distrital con las tres capacitaciones que se realizaron a todos los 2485 funcionarios de casilla así como la realización de tres simulacros por cada casilla electoral en donde cada funcionario puso en práctica lo aprendido durante las capacitaciones siendo el distrito con el mayor número de simulacros en el estado.

Todo lo anterior ha sido muy desgastante, emocionalmente en gran medida. A todos nos ha robado tiempo de nuestras vidas personales. Muchos en el IFE hemos sacrificado demasiado para que todo salga bien: tiempo de la familia, de la pareja, personal, alimentación sana, le hemos robado tiempo al sueño, y hemos estado saturados de estrés y tensiones constantes. Y hablo desde los CAE’s hasta las personas que somos parte del Servicio Profesional Electoral, pasando por las secretarias que son nuestro brazo derecho y el personal eventual como capturistas y técnicos electorales.

Mañana, es decir, en unos cuantos minutos se verán los resultados de nuestro trabajo. Espero y confío que todo saldrá bien porque (Oh, Alá) hemos actuado en consonancia. Hemos alcanzado cada una de las metas que nos propusimos para llegar a nuestro objetivo final. El esfuerzo y el trabajo se ha hecho. Solo queda esperar que la ciudadanía lo perciba y acuda a integrar las 355 mesas directivas de casilla y, si no es mucho pedir, también acuda a votar.

Así sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s