Une liaison pornographique


https://i1.wp.com/blogues.cyberpresse.ca/moncinema/lussier/wp-content/uploads/2008/04/une-liaison-pornographique-2.jpg


"Era un relación pornográfica. Solo eso, una relación simplemente, específicamente pornográfica. ¡Porque eso es la pornografía: sexo! ¡Solo sexo, nadamás que sexo! Y nosotros estábamos ahí nada más para eso. Una clase especial de sexo. Quería realizar esa fantasía algún día (…)"

Así de directa y franca comienza la película  francesa "Una liaison pornographique" (en México aparece con el horrible y mojigato nombre de "Una relación particular").

"A menudo quería hacerlo pero mis compañeros no aceptaban. De repente me encontré soltera sin nadie a la vista y me dije ‘¿Por qué no realizarla de una vez por todas para deshacerme de ella? Mmmm, no para deshacerme porque aún tengo esa fantasía pero es menos apremiante. Cuando la ocasión se presentó la realicé y me siento mejor"

Y así se desarrolla la película narrada por los dos protagonistas ante un entrevistador que nunca se le ve el rostro. Un clasificado, se contactan, una relación sexual, y luego otra, y luego otra, hasta devenir la costumbre y al final, lo aparentemente inevitable puesto que somos seres humanos: el surgimiento de  emociones más profundas e intensas que el mismo orgasmo, de sensación salvaje y al mismo tiempo serena que llamamos "enamoramiento" y de ese sentimiento misterioso y contradictorio que llamamos "amor".


"Cuando entró lo reconocí enseguida. Aunque era diferente a cómo lo imaginaba. Pero no me decepcioné." "¿Te pareció atractivo?". "No, no de inmediato. Pero bueno, sonreía. Tiene una sonrisa magnífica. Entrecierra los ojos y es como si todo su rostro sonriera. Cuando sonríe es muy guapo".

Y posteriormente los problemas de comunicación, el pensar que sabemos lo que la otra persona está pensando, el miedo a ser lastimado (a) emocionalmente, el suponer antes de actuar para terminar paralizados y quedarse asido con el recuerdo de lo que fue y la nostalgia de lo que pudo haber sido.

"¡A quién diablos le importa lo que era! Pudo haber sido distinto y al mismo tiempo lo mismo: un acto de amor. Aunque fuera especial. Anque haya gente que no lo comprenda. Aunque lo encuentren asqueroso. Aunque al principio fuera algo sexual. De todos modos era un acto de amor y es lo que importa".

Definitivamente es una película hermosa, fina,  impactante, íntima y que te envuelve con las dudas de los personajes, sus deseos, sus temores y sus ahelos.

    

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s