Informe de la observ ación electoral de A lianza Cívica


Observadores electorales de Alianza Cívica dieron a conocer este día que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista (PVEM) utilizaron niños como “halcones” (observadores) para garantizar que los adultos a los que acompañaban en las casillas votaran por sus candidatos.

Los “halconcitos” son utilizados principalmente por grupos del crimen organizado en México. Y ahora, en esta elección, por primera vez, fueron usados por estos dos partidos políticos.

De acuerdo con el informe de Alianza Cívica, se trató de una operación en cuatro estados: Edomex, Chihuahua, Sinaloa y Jalisco. Los cuatro estados tienen una fuerte presencia de crimen organizado y una estructura celular que recurre a los “halcones”.

En su informe “Observación de la Calidad de la Jornada Electoral 2012”, Alianza Cívica denunció que la coalición PRI-PVEM implementó la operación “Niños halcón”, en la que menores de entre ocho y 10 años acompañaban a votar “a diferentes ciudadanos, en diferentes ocasiones”, que previamente habían prometido sufragar por ese partido.

Los llamados “halconcitos” fueron usados en Chihuahua, Sinaloa y Jalisco, reporta la ONG que supervisó la jornada electoral del domingo pasado con más de 500 observadores, previamente registrados en el Instituto Federal Electoral (IFE), en 21 estados de la República Mexicana.

Beatriz Camacho, presidenta de Alianza Cívica, dijo que este operativo es una de las irregularidades más graves –entre las decenas que reportó la organización esta misma tarde– debido al uso de menores de edad, lo que no sólo es un delito electoral sino judicial y un agravio a los derechos humanos.

A continuación, el comunicado de prensa íntegro de Alianza Cívica:

– Existe una correlación, entre el dinero de las campañas políticas y los resultados electorales.

– Alianza Cívica observó la Calidad de la Jornada Electoral, en 21 estados con más de 500 observadores electorales acreditados ante el IFE.

– El Estado de México, Jalisco, Coahuila, Jalisco Puebla y Yucatán son los estados donde se presentan las mayores irregularidades.

– En 21% de las casillas existen reportes violación al voto secreto.

– 28.4% de los ciudadanos encuestados estuvieron expuestos a al menos una práctica de compra y coacción del voto en la jornada del 1.º de julio del 2012.

Alianza Cívica diseñó una muestra que consideró lugares en los que cuenta con organizaciones que son referentes históricos, y excluye zonas de alta conflictividad que pudieron poner en riesgo la integridad física de los observadores electorales. Estuvimos en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Distrito Federal, México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Para la coordinación del observatorio en las entidades federativas contamos con la participación de: Alianza Cívica Nuevo León, Alianza Cívica Pinotepa Nacional, A.C., Servicios a la Juventud SERAJ, A.C., Alianza Cívica Querétaro, Educación y Ciudadanía, A.C., Iniciativa Sinaloa A.C., Pobladores, A.C., el Frente Cívico Familiar de Yucatán, Tierra Colectiva Ciudadanía, Género y Medio Ambiente, A.C., Consejo por el Desarrollo Social en Juárez A.C., CETLALIC y la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos.

Participaron más de 500 observadores, quienes observaron casillas con base en una muestra estadística representativa que tuvo un margen de error a nivel municipal de +/- 3.75 puntos porcentuales y una confianza estadística de 95%.

Alianza cívica realizó la observación con brigadas de al menos dos observadores:

EL OBSERVADOR UNO (OBSERVACIÓN DE LA CASILLA), se dedicó a observar la casilla; revisar que la documentación y material estuvieran completos; revisó la integración definitiva de las mesas de casilla, incluyendo sustituciones de último momento; y las prácticas ilegales durante la votación y en el cómputo de votos. Debido al despliegue de observadores a comunidades alejadas en los estados, al momento de realizar el informe sólo se incluye el cómputo de 170 casillas, lo cual representa el 89.47%.

Los observadores reportan que la integración de las mesas de casillas, fue en su mayoría de acuerdo a lo publicado en el encarte, es decir ciudadanos que habían sido capacitados y que acudieron a cumplir su compromiso, principalmente por parte de los presidentes de casilla, donde el 96% fue el mismo del Encarte.

El funcionario de casilla es: Presidente Secretario Primer Escrutador
a) Es el mismo del Encarte 96% 80.00% 75.29%
b) Está en el encarte como Secretario o Escrutador 2% 12.35% 0.00%
c) Está en el Encarte como suplente 0% 3.53% 17.65%
d) No está en el Encarte 2% 4.12% 2.94%
e) no hubo 0% 0.00% 4.12%

A pesar de que el Acuerdo del IFE, estable que los partidos políticos podrían contar con un máximo de 2 representantes de partido dentro de la casilla; los observadores de AC reportaron la presencia de las llamadas mareas, es decir, representantes de partido o gente de un partido político que de manera intimidatoria se colocaron atrás de los funcionarios de casilla.

Violación al secreto del voto

De acuerdo con la Constitución y el COFIPE, el voto es libre y secreto y están prohibidas las formas de presión y coerción. Sin embargo, de acuerdo con ejercicios de observación electoral realizados por Alianza Cívica, aún persisten varias acciones y prácticas mediante las cuales diversas fuerzas políticas buscan inducir y/o condicionar el voto de los ciudadanos, llegando a utilizar formas ilegítimas o ilegales de operación, en particular, mediante el condicionamiento de programas, obras o beneficios sociales, lo cual está tipificado como delito electoral en el Código Penal Federal. El 21% de las casillas reportó que los ciudadanos no pudieron votar en secreto.

De este 21%, observamos que la principal irregularidad fue la utilización de niños acompañando a votar a diferentes ciudadanos, en diferentes ocasiones –los llamados halconcitos- en el Estado de México, Chihuahua, Sinaloa y Jalisco. Había personas con listas de votantes, que iban palomeando (diferentes a la lista nominal de electores); o bien había personas hablando en la fila o antes de que llegaran con los ciudadanos, haciendo alguna forma de presión.

La presión fue a favor del PRI-PVEM en un 71%, 17% a favor del PAN, 9% a favor del PRD, y 3% a favor del Panal.

Acarreo

El Código Penal establece como delito electoral el que “El día de la jornada electoral lleve a cabo el transporte de votantes coartando o pretendiendo coartar su libertad para la emisión del voto”; sin embargo, los reportes señalan que hubo acarreo en el 14% de las casillas observadas en todos los estados.

Conteo de Votos

Una de las principales inquietudes para este proceso electoral era lo referente al conteo de votos, debido a la confusión que podría tener el ciudadano al votar por uno, dos y hasta tres partidos en coalición, sin embargo, sólo el 3% de los observadores, reportaron el 3% de casillas donde se contaron mal los votos de los cuales el 1.5 pertenece al Estado de México, 0.75 al Guanajuato y 0.75% a Tabasco.

EL OBSERVADOR DOS (ENCUESTA DE CULTURA POLÍTICA), aplicó una encuesta sobre cultura política, para conocer acciones de compra y coacción del voto; así como situaciones de violencia e inseguridad. Se aplicaron 3,158 encuestas que correspondieron a 1,606 mujeres y 1,570 hombres.

Entre los resultados encontramos que el 18% de los ciudadanos dijeron conocer a alguien que el día 1 de julio fue presionado para ir a votar.

14% de los ciudadanos respondieron afirmativamente a la pregunta “El día de hoy, para que viniera a votar, usted o alguien que conoce”:

Incidente Porcentaje(En base al 14%)
a) Le vinieron a tocar a su puerta para que viniera a votar 5.55
b) Le ofrecieron un desayuno 2.34
c) Le llamaron por teléfono 2.06
d) Le regalaron algo 1.65
e) Le pretendieron recoger su credencial de elector 0.97
f) Tuvieron la intención de llevarlo a la casilla 0.34
g) Le darán algún programa 0.28
h) Le ofrecieron transporte 0.81

Al hacer un cruce de variables, encontramos que el 28% de los ciudadanos estuvieron y/o conocen alguien que estuvo expuesto a al menos una práctica de compra y coacción del voto.

VALORACIÓN DEL PROCESO ELECTORAL

El dinero de las campañas políticas es determinante en los resultados electorales, por lo que al ser desproporcionada la fórmula de acceso al financiamiento (70-30), genera inequidad. Los resultados del PREP muestran una correlación con respecto al financiamiento de recursos públicos al que accedió cada partido o coalición.

PARTIDO FINANCIAMIENTO GASTOS DE CAMPAÑA POR COALICIÓN % DE FINANCIAMIENTO Resultados PREP
PRI-PVEM $1,387,553,910.52 41% 38.15
PAN $849,568,327.89 25% 25.4
PRD-PT-MC $893,807,265.00 27% 31.64
PANAL $230,191,338.17 7% 2.3
TOTAL $3,361,120,841.58 100% 97.49

Como ya reportamos, las prácticas de compra y coacción del voto han aumentado en los últimos procesos electorales (2009 y 2012) y han permeado en la cultura política de muchos mexicanos. Todos los partidos utilizan en mayor o menor medida el regalo o la presión para violentar los derechos políticos y sociales de los ciudadanos.

El resultado de la operación de compra y coacción del voto es difícil de cuantificar y el IFE, la Fepade y el Tribunal resultan autoridades insuficientes y en algunos casos ineficientes para tan grave problema.

La compra y coacción del voto se debe principalmente a los siguientes factores:

a) El excesivo financiamiento público que ejercen los partidos políticos.

b) La desigualdad social, de acuerdo con la medición de la pobreza realizada por el Coneval 2010, en el país existen 52 millones de pobres, es decir casi la mitad de la población. En pobreza extrema se encuentran 11.7 millones de personas, lo que representa el 10.4 % de la población.

c) La opacidad en el manejo de los gobiernos (federal, estatal y municipal).

d) La falta de rendición de cuentas por parte de los funcionarios electos hacia la ciudadanía sobre su gestión.

e) La falta de campañas de educación cívica que promuevan el ejercicio libre de los derechos políticos electorales, puesto que el ciudadano depende o cree depender de permisos, licencias, programas sociales, y demás concesiones.

f) No existen sanciones a quienes violan la normatividad electoral, lo cual ha generado impunidad.

g) La violación a los topes de campaña, no es causal de nulidad a la elección. Por lo que los partidos pueden violentar la normatividad pues no pierden el cargo, si acaso se hacen acreedores a multas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s