Sobre la Democracia de Género en México


Si podemos llegar al acuerdo que el concepto de democracia de género busca la participación activa, democrática y equitativa tanto de hombres y mujeres partiendo de las tareas de la familia y, posteriormente, escalando todos los niveles de participación privados y públicos de tal forma que todas las personas, tan diferentes como sean pero tan iguales en derechos, tengan las oportunidades de inicio y de acceso a la organización y transformación social, económica y política de su comunidad, de la sociedad y del Estado, pudiera quizás medirse mediante los siguientes factores con la finalidad que la democracia de género sea una realidad:

1. El índice de desarrollo humano relativo al género (IDG)* del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y que es un indicador social que mide las desigualdades sociales y económicas entre varones y mujeres. Es elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y se basa en los siguientes tres componentes e indicadores:

a. Vida larga y saludable (medido por la esperanza de vida al nacer de cada sexo).

b. Educación (medida por la tasa de alfabetización de adultos y tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y terciaria por sexo).

c. Nivel de vida digno (medido por la estimación de ingresos percibidos por sexo).

El índice nacional en 2005 fue de 0.8145 (el cual ajusta el índice de desarrollo humano nacional de 0.8200), considerado por la ONU un índice de desarrollo humano relativo al género alto. Así, cuando se toman en cuenta las diferencias de logro entre hombres y mujeres en los indicadores que conforman el IDH, ocurren pérdidas en el desarrollo humano en todas las entidades. Sin embargo, de 2000 a 2005 ésta pérdida se redujo en la mayoría de ellas, con la excepción de Hidalgo, Chiapas y Chihuahua, en donde se observan incrementos. En Zacatecas, Tabasco y Guerrero la diferencia entre el IDH y el IDG es alta y su reducción en el tiempo sigue siendo poco significativa. Las entidades que mejoraron en su posición (i. e. un IDG más próximo al origen que su respectivo IDH) fueron: Aguascalientes, Baja California Sur, Hidalgo y Jalisco, en un lugar, y Nayarit en dos. En lo que respecta a los municipios del país, en 2000 el 9.5% de los 2,418 municipios (incluyendo delegaciones del Distrito Federal) mostró un nivel de desarrollo humano alto;

el 89.7% un nivel medio, y el 0.79% un nivel bajo. Entre las primeras posiciones en ese año figuraban en su mayoría delegaciones del Distrito Federal y su área conurbada, así como varios municipios de Nuevo León. En el otro extremo, los municipios con menores niveles de IDH se concentraban en los estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz.

2. El índice de potenciación de género (IPG)* del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y que es un indicador social que mide el nivel de oportunidades de las mujeres (o bien, las desigualdades en tres dimensiones):

a. La participación política y el poder de decisión a través de la proporción de mujeres y hombres con escaños parlamentarios.

b. La participación económica y el poder de decisión a través de la participación de hombres y mujeres en puestos legisladores, cargos de funcionarios (as) o de dirección de alto nivel y participación en puestos profesionales y técnicos.

c. Control de los recursos económicos a través de los ingresos percibidos por mujeres y hombres.

El valor del IPG está definido entre 0 y 1, donde cero significa nula participación de las mujeres en la esfera pública y uno implica paridad total en los componentes del indicador. En 2000, 19 de las 32 entidades federativas del país tuvieron un valor del IPG menor a 0.50, 11 entidades tuvieron valores entre 0.51 y 0.60, y dos entidades obtuvieron un IPG superior a 0.61; sin embargo sólo el Distrito Federal

tuvo un valor superior a 0.70. Para 2005, nueve entidades registraron un IPG menor a 0.50 (la mitad respecto al observado cinco años antes), 12 alcanzaron valores entre 0.51 y 0.60, y 11 entidades alcanzaron valores superiores a 0.61. Nuevamente el Distrito Federal aparece a la cabeza, con un IPG ligeramente mayor a 0.80.

3. Índice de desarrollo relativo al género ajustado por no violencia de pareja (IDGNV) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo* (PNUD) que consiste en incorporar al índice de desarrollo relativo al género (IDG) tradicional una nueva dimensión de no violencia de pareja (y está basado en el ENDIREH 2006) y se mide a través del porcentaje de mujeres casadas o unidas que no reportaron ningún tipo de violencia de pareja durante los últimos 12 meses previos a la entrevista. El valor mínimo de este indicador es 0, que corresponde a una situación donde todas las mujeres casadas o unidas, al menos una vez en los últimos 12 meses previos a la entrevista, se enfrentan a algún hecho de violencia; y el valor máximo es 100, donde todas las mujeres no reportan violencia. El índice nacional fue de 0.7977 (por lo que este índice se considera una penalización al Índice de Desarrollo Humano).

4. El índice de empoderamiento de las mujeres de (o índice de poder de decisión) que forma parte de la ENDIREH 2006 (Encuesta Nacional Sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares 2006, Fuente: ) y que indaga sobre la toma de decisiones en el hogar y la pareja, a través de preguntas que permiten identificar, frente a un conjunto de decisiones, quien es la persona que decide la mayor parte de las veces: 1) si la mujer puede trabajar o estudiar, 2) si la mujer puede salir de su casa; 3) qué hacer con el dinero (que ella) gana, 4) si puede comprar cosas (para ella), 5) si puede participar en la vida social o política de su comunidad, 6) cómo se gasta o economiza el dinero, 7) sobre los permisos a hijas e hijos, 8) cambiarse o mudarse de casa y/o ciudad, 9) cuándo tener relaciones sexuales, 10) si se usan anticonceptivos y 11) quién debe usar los anticonceptivos. Este índice tiene un rango de valores que va de 0 a 1, donde los valores cercanos a 0 representan los casos de aquellas mujeres sin ningún poder de decisión, es decir, cuando todas o casi todas las decisiones son tomadas de manera exclusiva por sus maridos, en tanto que 1 equivale al otro extremo: aquellas mujeres que toman todas y cada una de las decisiones de manera autónoma, sin involucrar a los maridos en este proceso. El promedio arrojado en la ENDIREH 2006 fue de 0.62 lo que ubica a la mayoría de las mujeres en los valores intermedios de este índice.

5. El índice de autonomía o libertad de movimientos de la misma ENDIRE 2006 que mide el grado de libertad de las mujeres para realizar diversas actividades a través de siete preguntas sobre la autonomía de la mujer respecto a su esposo o pareja y sobre los arreglos que hace con él cuando necesita realizar alguna de estas actividades: 1) trabajar por un pago o remuneración, 2) ir de compras, 3) visitar parientes o amistades, 4) comprar algo para ella o cambiar su arreglo personal, 5) participar en alguna actividad vecinal o política, 6) hacer amistad con una persona a quien su esposo no conoce y 7) votar por algún partido o candidato. Este índice tiene un rango de valores de 0 a 1, donde 1 representa a aquellas mujeres con máximo nivel de autonomía, que no piden permiso ni avisan a sus esposos o compañeros antes de realizar cualquier actividad, en tanto que 0 equivale al caso extremo inferior, de mujeres con mínima autonomía que o no realizan ninguna de estas actividades o las llevan a cabo sólo en compañía de su esposo o de alguien más. El promedio de éste índice en el ENDIREH 2006 fue de 0.67 en donde la mayoría de las mujeres se concentran en valores medios-altos de autonomía, donde el 9% de las mujeres arrojan el máximo valor de este índice.

6. El índice de roles de género que permite identificar la postura de la mujer en cuanto a los roles subordinados tradicionalmente asignados a ellas (su aceptación o rechazo de los mismos) y por ende, de su concepción como individuos con iguales derechos a los hombres o como agentes subordinados a ellos. El Índice de Roles de Género se obtiene entonces a partir de las ideas y posturas de las mujeres en tres dimensiones: respecto a las responsabilidades y capacidades equitativas entre hombres y mujeres, a los derechos de las mujeres y a la dominación de las mujeres por parte de los hombres. Los valores del Índice de Roles de Género van de 0 a 1. A medida que los valores se acercan más a 1, reflejan posturas más igualitarias de las mujeres, en tanto que las mujeres con ideas y actitudes más subordinadas frente al hombre quedan representadas por los valores del índice más cercanos a 0. El promedio de este índice en la ENDIREH 2006 fue de 0.8432 donde se detecta una postura de género más igualitaria de entre estas mujeres.

7. Encuesta Nacional sobre Discriminación en México: Resultados sobre Diversidad Sexual 2010 de CONAPRED donde cuatro de cada diez personas señalan que las preferencias sexuales también provocan divisiones entre la gente; Ocho de cada diez personas de más de 50 años opinan estar en desacuerdo y muy en desacuerdo con que a las parejas de hombres homosexuales se les debería permitir adoptar niñas y niños y Siete de cada diez personas que se encuentran entre los 30 y 49 años de edad opinan lo mismo; en donde la población en México

8. muestra más tolerancia a la adopción por parte de las parejas de mujeres lesbianas frente a una pareja de hombres homosexuales; en donde cuatro de cada diez mexicanas y mexicanos no estarían dispuestos a permitir que en su casa vivieran personas homosexuales y Tres de cada diez afirman lo mismo en el caso de personas que viven con vih/sida; donde Tres de cada diez personas mayores de 40 años consideran que es negativo y muy negativo que la sociedad esté compuesta por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales mientras que tres de cada diez personas jóvenes, de entre 18 y 39 años, lo consideran positivo y en donde las niñas, niños y jóvenes entre 12 y 17 años consideran que es algo positivo y muy positivo; donde Una de cada dos personas lesbianas, homosexuales o bisexuales considera que el principal problema que enfrenta es la discriminación, seguida de la falta de aceptación y las críticas y burlas; donde siete de cada diez personas homosexuales y lesbianas señalan estar totalmente de acuerdo y de acuerdo en parte en que en México no se respetan los derechos de los homosexuales y bisexuales; en donde las personas entrevistadas perciben más intolerancia de la policía y la gente de su iglesia o congregación, en contraste con la que percibe de su familia, sus amigos y los servicios de salud; y , finalmente, donde el estudio de la CONAPRED también invisibiliza a la población trans (transexual, travesti y transgénero tanto masculina como femenina) al excluirla dentro de la encuesta, peor aún, al perpetuar el prejuicio que toda la diversidad sexual (incluida las diversidades de identidad de género son una parte de la diversidad de la orientación sexual).

Fuente: http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Enadis-2010-DS-Accss-001.pdf. Esta información, si bien no representa más que la percepción de las personas encuestadas considero que resulta muy importante darle seguimiento para matizar los resultados de los índices anteriores, si pretendemos que en una visión de democracia de género se incorporen todas las formas de ser humano dentro del proyecto de Nación.

9. El Informe de la Consulta Nacional sobre la situación que guardan los Derechos de las Mujeres Indígenas en sus Pueblos y Comunidades (fuente: http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=187&Itemid=200014) que es una consulta representativa que focalizó su atención en las mujeres jóvenes, en las mujeres en condición de migración o residentes de ciudades y municipios, así como en las mujeres en sus pueblos y comunidades de origen y que busca recuperar una serie de situaciones, condiciones y fenómenos que impiden el ejercicio de los derechos fundamentales de las mujeres en el país que involucra cuatro grandes temas: acceso y control de recursos económicos y productivos, derechos humanos y violencia estructural, derechos reproductivos y derechos políticos y toma de decisiones, en donde algunas de los resultados fueron los siguientes: altos índices de alcoholismo y problemas concomitantes; la venta de niñas en algunos estados como Oaxaca, Guerrero, Veracruz y en la frontera norte especialmente en Baja California, los efectos de las migraciones, la prostitución de jóvenes y niñas indígenas en las ciudades especialmente en las grandes ciudades del norte de la República como son Tijuana, Ensenada y San Quintín situación muy relacionada con la falta de empleos dignos en esas entidades; el tema del acceso a los recursos por parte de las mujeres ya que existe una gran dependencia de las familias y las mujeres indígenas de los diferentes programas de apoyo gubernamentales, sin embargo se denunciaron amplios mecanismos de corrupción y manejo inadecuado de los programas y en la asignación de recursos, por lo que es necesario crear mecanismos de control y transparencia en la asignación y administración de los programas; prácticas de esterilización o control natal sin consentimiento, en lugares con Ixpujil en el estado de Campeche, Ixpujil, o igualmente grave, se denunció la oposición de las autoridades comunitarias a que las mujeres reciban información sobre derechos reproductivos, y en general sobre sus derechos humanos en general; la importancia de capacitarse en Derechos Humanos de las mujeres y su acceso a educación como un camino para lograr construir vidas dignas y libres de violencia; y, la necesidad de emprender grandes campañas y cruzadas de sensibilización y capacitación de los hombres en los temas de derechos e la mujeres y sus obligaciones como autoridades de hace cumplir lo legislado en materia de derechos de las mujeres

*Nota: Los índices del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la información relacionada a ellos, fueron tomados de la siguiente dirección: http://www.undp.org.mx/IMG/pdf/IDHGenero2000-2005FINAL.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s