Día Internacional de la Remembranza Trans 2013.


De acuerdo al proyecto de investigación “Transgender Europe”[1], 1,233 personas trans han sido asesinadas entre enero de 2008 y abril de 2013. 120 de estas personas en México, lo que representa el 9.73%.

Como lo reportan diversos análisis e incluso noticias periodísticas, estos delitos involucran principalmente a mujeres trans.

Esto es evidente puesto que las mujeres trans así como todas aquellas personas cuya expresión sexo-genérica abarca el rango que culturalmente llamamos “femenino” somos víctimas de diversas formas de violencia machista o patriarcal. Las mujeres cisgénero[2] y los hombres femeninos son víctimas también de este tipo de violencia de género.

El 47% de estos asesinatos registrados corresponden a personas entre los 20 y los 39 años. Resulta también alarmante observar que el 8% son personas menores de 20 años.

El 80% de estos casos reportados tienen como causa de muerte registrada agravantes que el artículo 325 del Código Penal Federal tipifica como feminicidio como “signos de violencia sexual o de cualquier tipo, lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia o que el cuerpo sea expuesto o exhibido en lugar público” (entre otros), como son: disparos, apuñalamientos, palizas, estrangulamientos, pedradas, degollamientos y/o desmembramientos, corte de garganta y tortura. El 17% de estos casos ni siquiera tienen causa de muerte registrada. El 3% de estos casos restantes pudieran no estar relacionados con violencia feminicida como atropellamientos.

El 20% de estos asesinatos son registrados en la calle; el 12%, en lugares públicos como en el campo, en carreteras, playas, plazas, parques, mercados, ferrocarriles o estaciones; el 12% en el lugar donde viven (casa o departamento,) y otro 12%, en otros sitios como dentro de carros, en hoteles o moteles, en bares, restaurantes, clubes nocturnos, en peluquerías o salones de belleza, o en la casa o departamento de una amistad o pariente. Todas estas causas representan el 56% de estas muertes, mientras que el 47% de estos casos ni siquiera señalan el lugar de la muerte.

Es importante señalar que este proyecto de Transgender Europe está basado en monitorear los casos de asesinatos de personas trans en la red (internet).

Diversos organismos e instituciones nacionales e internacionales han denunciado las reiteradas violaciones a los derechos humanos, que devienen en asesinatos, de la población trans: discriminación y marginación en todos los espacios (familiar, social e institucional).

Dada la reiterada condición de vulnerabilidad de las mujeres trans, ¿qué instrumentos legales tenemos a nuestro alcance para exigir al Estado mexicano una vida libre de violencia?

Si bien la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación han tenido  (CONAPRED) han tenido en años recientes un papel destacado en defensa y protección de derechos de grupos minoritarios considero que existen otros instrumentos que pudieran ser invocados a favor de los derechos de las mujeres trans, como:

1. La “Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer”, instrumento internacional firmado y ratificado por México en 1981. Por ejemplo, el “Informe alternativo presentado al Comité de la CEDAW[3]” por Colombia en 2013 en los apartados “Violencia por prejuicio en contra de las mujeres LBT”  y “Situación particular de las mujeres transgeneristas” señala lo siguiente “Del total de homicidios contra personas LGBTI conocidos entre los años 2010 y 2011 (280), al menos el 20.7% (58), pueden ser catalogados como homicidios por prejuicio y tienden a afectar en mayor proporción a las mujeres transexuales y las activistas de los derechos LGBTI por su visibilidad. Sin embargo, el Estado no les ha brindado una atención adecuada que permita prevenir su ocurrencia, garantizar los derechos de las víctimas y erradicar la impunidad.” y “Las mujeres transexuales son una de las principales víctimas de homicidios dentro de la población LGBT. Los patrones que se han evidenciado frente a estos homicidios son: 1. la gran mayoría ocurren en los lugares de trabajo (zonas de ejercicio de la prostitución o en las peluquerías) o en el espacio público”. Por otra parte, la única mención sobre la población trans realizada por el Estado Mexicano en el “7º y 8º Informes consolidados de México sobre el cumplimiento de la  Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW)” en 2010 tiene que ver con el “el Protocolo para la Transición y No Discriminación de los Derechos de las Personas Transgenéricas y Transexuales del IFE, a raíz de la petición de una persona para obtener licencia médica por cambio de sexo[4]”  aprobado el 3 de marzo de 2010, lo cual evidencia la omisión del Estado Mexicano por atender nuestros derechos.

2. La “Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia” en donde se reconoce las siguientes modalidades de violencia hacia las mujeres: la familiar, la laboral y docente, en la comunidad,  la institucional    y la violencia feminicida así como el concepto de alerta de violencia de género. Bajo esta ley, mujeres trans y mujeres cisgénero[5] tendríamos que ser aliadas naturales por la defensa de una vida libre de violencia participando conjuntamente en los observatorios, en los informes y reportes así como en las propuestas de ley. Sin perder de vista las 32 leyes locales y los  reglamentos de 28 estados.

3. La “Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres” que señala que la “trasgresión a los principios y programas que la misma prevé será sancionada de acuerdo a lo dispuesto por la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos y, en su caso, por las Leyes aplicables de las Entidades Federativas, que regulen esta materia” (art. 3). En esta ley se establecen las competencias para el Gobierno Federal, para los estados y el DF y para los municipios. De igual forma, sin perder de vista las 26 leyes locales para la igualdad y los reglamentos que hay sólo en 12 estados.

4. El Instituto Nacional de las Mujeres con sus correspondientes institutos estatales y, en su caso, municipales: quienes tienen la responsabilidad de coordinar el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y el Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

5. Partidos Políticos: a partir de 2008 quedó instituido en la ley federal electoral (COFIPE) que los partidos deberán destinar 2% de su financiamiento público ordinario a la capacitación, promoción y del liderazgo político de las mujeres. Y entre ellas, las mujeres trans y las organizaciones que trabajan a favor de los derechos de las mujeres trans que militen en algún partido político tendrán también que exigirlo y ejecutarlo.

Las personas trans, ante la constante invisibilización del Estado Mexicano y las omisiones institucionales hacia nuestra población,  habremos de asumirnos como ciudadanas y ciudadanos con derechos legítimos y deseables para el desarrollo de nuestro sistema democrático y en ese sentido habremos que celebrar la belleza que radica en nuestras diferencias, sumar alianzas con otros grupos de mujeres para así fortalecer y enriquecer la lucha por los derechos humanos en nuestro país.

 

 

[1] TvT#Proyecto#de#investigación#(2013).#“Resultados#del#Observatorio#de#Personas#Trans#Asesinadas:#actualización#de#IDAHOT#

de#2013”.#Página#web#del#proyecto#“Transrespeto#versus#transfobia#en#el#mundo”#(TvT):#http://www.transrespectM

transphobia.org/es_ES/tvtMproject/tmmMresults/idahotM2013.htm.#

[2] Mujeres cuya identidad  de género es concordante con su género biológico.

[3] https://www.google.com.mx/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&ved=0CC0QFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.dejusticia.org%2Fadmin%2Ffile.php%3Ftable%3Ddocumentos_publicacion%26field%3Darchivo%26id%3D331&ei=rP1_Ur6lO8XdsASO6ICIDw&usg=AFQjCNE7w5l-7osUeYNp9IuorcHo7GTSqg&sig2=61oT59ASN6EEdvzv_2L6kQ&bvm=bv.56146854,d.cWc

[4]http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/101179.pdf (p. 95)

[5] Mujeres cuya identidad  de género es concordante con su género biológico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s