“Que el mundo tiemble cuando yo no tiemble”


“Considero que el arte que no problematiza es arte inútil. Mi arte es transgresor, siempre digo que soy mujer trans no por transexual o transgénero, lo digo porque soy una mujer transgresora. La función de generar pensamiento mediante el arte nace en el artista que busca transgredir, y su crecimiento depende del artista que pasa hambre dentro del espectador, del espectador que necesita algo que lo despierte”.  
Elizabeth Mía Chorubczyck

 Imagen

El pasado 28 de marzo nos enteramos del lamentable fallecimiento de Elizabeth Mía Chorubczyck (o Effy Beth como era conocida por muchas de nosotras), una artista conceptual, performática y feminista queer con un discurso sólido, congruente y provocador sobre las violencias basadas en género que vivimos las mujeres, pero sobre todo las personas no conformes con el binario de género.

Su prematura conciencia de no estar dentro de las normas así como la claridad de sus cuestionamientos se comprenden al conocer las diferentes formas de violencias que vivió  por ser encontrarse en las intersecciones de ser una mujer transexual, bisexual, casta, judía, atea y extranjera en Argentina.

Di con ella en 2011, con la que creo fue su obra más emblemática, la serie de menstruaciones del performance “Nunca serás mujer” (http://nuncaserasmujer.blogspot.mx/).

Este Blog-Proyecto Performativo es un documento tan sensible como inteligente al momento de documentar su proceso de construcción de identidad y denunciar el rechazo, la burla, la indiferencia, y la indolencia de la familia, de compañeras y compañeros del trabajo, de personas del servicio público, de la gente de la calle y hasta de la pareja.

A lo largo de este blog muestra 13 Actos Performativos llamados “Menstruaciones” en donde, de una forma intensa y dolorosa, comparte esa soledad que se vive en el duro camino hacia la propia identidad. Ella sabe quién es. Los demás no lo quieren aceptar. Y ahí radicó la catarsis de su discurso.

Mostrarse en clase, ante el espejo, en una calle transitada, en una cena familiar afirmando su identidad fue su grito de guerra. La sangre, ese rojo ardiente con todo su simbolismo, como su bandera. Su adarga y su lanza, los mismos conceptos normativos que la aprisionaron y violentaron.

El hilo conductor entre sus obras y su discurso fue su cuerpo físico para visibilizar  el ejercicio de identidades fluidas alejadas de las ideas rígidas y binarias, para reivindicar la genuina igualdad de género y exigir la despenalización del aborto.

Para quienes les  interese tener un acercamiento a los temas de las violencias basadas en género y el feminismo queer desde una visión artístico-conceptual les invito a visitar el blog http://www.effymia.com/.

Encontrarán, entre otros proyectos, el comic “TRANSita rápido. Dando sentido al absurdo cotidiano” donde reflexiona, cuestiona y se burla de los estereotipos y normas rígidas de género; “EFFYMINE, la serie” ejercicio introspectivo y reflexivo; “Soy tu creación”, colección de dibujos donde personas de diversas ciudades se apropian de su identidad; “Machorismos”, video performance con frases que normalizan la violencia machista del patriarcado, etc.

El movimiento transfeminista latinoamericano ha perdido una voz singular y contundente. Muchos corazones la empezaremos a recordar insistentemente.

Luisa Rebeca Garza López

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s