Asignatura pendiente: Paridad de género en el Instituto Nacional Electoral.


El Instituto Nacional Electoral nace de una cuestionada reforma político electoral. Sin embargo, uno de los aspectos positivos a destacar ha sido la elevación a rango constitucional de la paridad de género en la integración de las candidaturas al Congreso Federal y a los congresos locales como uno más de los fines de los partidos políticos.

Con la pasada aprobación de la integración del Consejo General del INE se fue una oportunidad para la Cámara de Diputados de actuar en congruencia con dicha reforma político electoral al conformarlo sólo con  27% de mujeres.

En términos de candidaturas al INE, si partimos de las 11 quintetas presentadas por el Comité Técnico de Evaluación a la Junta de Coordinación Política observamos que 40% de las candidatas a la presidencia del Consejo General son mujeres (Quinteta 1).

Por otra parte, para el resto de los cargos al Consejo General vemos que la participación de las candidatas cayó a un 30% (Quintetas 2 a 11).

La integración de mujeres al Consejo General se encuentra lejos con respecto a la participación de mujeres en la actual LXII Legislatura (2012-2015) que alcanza el 36.09%.[1]

Nuevamente, la Cámara de Diputados parece enviar el mensaje que el tema no es transcendente y que puede ser postergado. Por ejemplo, Silvano Aureoles Conejo, presidente de la Junta de Coordinación Política señaló que “Debido a la premura de enderezar el proceso electoral que tenemos en puerta, el de 2015, por este motivo no se planteó de manera formal una cuota de género”.

A pesar de la recomendación No. 23 de la CEDAW al Estado Mexicano  para que se “cumplan con los marcos jurídicos electorales en los planos federal y estatal, inclusive enmendando o derogando las disposiciones discriminatorias contra la mujer, como el párrafo 2 del artículo 219 del Código Federal de Instituciones y Procedimiento Electorales, y estableciendo sanciones en caso de incumplimiento de los cupos de género” en los diferentes estudios y diagnósticos sobre la participación política de la mujer subsiste un importante déficit en su derecho a ocupar cargos políticos (electos o no electos).

Conforme el cargo a competir representa un mayor acercamiento al poder político y a la toma de decisiones la participación de las mujeres decae drásticamente.

En ese sentido, retomo las siguientes cifras con respecto a la actual LXII Legislatura (2012-2015) del documento “Participación política de las mujeres en México: a 60 años del reconocimiento del derecho del voto femenino”: 25.09% son Presidentas de Comisiones Legislativas en la Cámara de Diputados y 30.6%, en la Cámara de Senadores; 14.3% son Jefas de Bancadas en la Cámara de Diputados, y 0.0%, en la Cámara de Senadores.

Respecto a la actual Cámara de Diputados, que eligió al Consejo General del INE, se observan tres aspectos que pudieran poner en contexto la ausencia de paridad en el INE al analizar cuáles comisiones se presiden por género[2]:

Las comisiones donde se concentra un gran poder político y económico con respecto a los temas que se discuten en su seno siguen siendo presididas por hombres.

  1. La mayor parte de las comisiones presididas por mujeres atienden asuntos relacionados con el cuidado y la protección a la niñez y a grupos vulnerados, al medio ambiente y al campo, a la población o el desarrollo social, entre otros. Parecen ser una extensión en política de los estereotipos  tradicionales de género.
  2. Solo existe una comisión integrada 100% por un solo género: la Comisión de Igualdad de Género integrada sólo por mujeres.

El reto en materia de igualdad sustantiva está vinculado a los retos en materia de derechos humanos que tiene el Estado Mexicano y del que ha recibido diversos señalamientos. Es decir, no es suficiente reformar la Constitución, expedir nuevas normas ni generar más burocracia si se pervierte la esencia pública de cada institución en generar mejores y mayores condiciones de bienestar hacia la población a favor de una mayor concentración de poder político y económico de unas cuántas personas.

Por Rebeca Garza

 

[1] Ver “Participación política de las mujeres en México: a 60 años del reconocimiento del derecho del voto femenino” editado por Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD y el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, IDEA Internacional, 2013.              
[2] https://beckgza.wordpress.com/2013/06/24/pensamiento-cientifico-complejidad-y-participacion-politica-de-las-mujeres-en-las-comisiones-ordinarias-de-la-lxii-legislatura-de-la-camara-de-diputados/
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s