La masculinidad es tan frágil que …


Pues sí, la masculinidad es más frágil que el pétalo de una rosa.

La simbólica de la masculinidad está montada no solo en ideas que jerarquizan y subordinan sino en discursos y prácticas violentas que no dan consistencia a las identidades masculinas mediante ejercicios de poder hacia lo entendido como “femenino”.

Aquí unos claros ejemplos :

Anuncios

Libro: “Perspectivas de género sobre la tortura”


Aquí pueden descargar el libro “Perspectivas de género sobre la tortura”.

Tomado del muro de facebook de Mauro Cabral Grinspan.

Efigenia, mujer de 107 que acepta ser funcionaria de casilla en #Elecciones2018 … e ideas sueltas sobre la ampliación en el reconocimiento y protección de derechos humanos


Es la sra Efigenia de 107 años de edad. Probablemente la sorteada más longeva. Vive en Taxco. Tiene ganas de participar y una actitud ante la vida envidiable en Taxco, Guerrero

Y pensar que tuvieron que pasar 37 años para que ella pusiera ejercer otra vez el derecho a ser funcionaria de casilla, gracias a la reforma de derechos humanos de 2011 y a que el INE inaplicó el artículo que prohíbe que personas con 71 años o más.

Cuántos artículos en la ley siguen existiendo y que significan restricción de derechos producto de prejuicios sociales de un momento histórico ? Una ley que restringe derechos es legítima ?

Recuerdo que durante los procesos electorales de 2006 y 2009, en donde me tuve la oportunidad de colaborar con el entonces IFE como vocal de capacitación electoral y educación cívica en el distrito 16 de Ajalpan, Puebla (que abarcaba los municipios que rodeaban Tehuacán, la Sierra negra y parte de la Mixteca poblana) ya contratábamos a un capacitador de más de 60 años (por cierto, excelente) porque también existía esa prohibición en la ley y teníamos que trabajar con el Consejo Distrital para aprobar esta contratación a partir del principio de no discriminación (no sin antes brindar informes que justificaran la decisión).

En Oaxaca, durante el proceso electoral de 2015-2016, tuvimos un presidente de mesa directiva de casilla sordo que era maestro de educación especial y que siempre quiso ejercer este derecho. Fue un desafío porque tuvimos que trabajar otras formas de capacitación por lo que la asociCoral OaxacaOaxaca nos apoyó generosamente con una persona traductora que ayudó a la capacitadora a asegurar que la capacitación electoral y los simulacros fortalecieran sus habilidades y el trabajo en equipo de toda la mesa directiva de casilla.

Ese mismo año tuvimos en Oaxaca, un aspirante a capacitador asistente electoral ciego y, ante el reconocimiento que aún tenemos barreras lingüísticas para las personas de la diversidad funcional (o con discapacidad), construimos en coordinación con la junta y el consejo distrital 08 (en Oaxaca de Juárez) unas medidas de nivelación para asegurar su derecho a participar.

Esta persona no aprobó el examen pero esta medida nos sirvió durante el proceso electoral de 2016-2017 donde tuvimos otro aspirante ciego -ahora de Tehuantepec. Se volvió a implementar y la persona no solo aprobó sino que quedó contratado y fue un gran reto porque las barreras que viven, en este caso las personas ciegas, las empezamos a visibilizar: desde formatos para reportar sus avances así como los propios manuales (no tenemos ninguna versión en braille) hasta la búsqueda de la ciudadanía sorteada en localidades sin nomenclatura.

Y algo aprendí: la importancia de la inclusión no sólo para quienes están en situaciones de marginación histórica -como una forma de mayor representación- sino también como una manera en que la inclusión puede ser detonadora para cuestionar y desmontar las barreras simbólicas, lingüísticas, sociales, legales y físicas que -aunque no afecten a una gran sector de la población- no dejan ser impedimentos que dificultan el ejercicio pleno de derechos (y no para “tomarse la foto” y usar estas acciones para vender nuestra imagen de “progres”).

Pero aún tenemos muchas leyes que siguen excluyendo el acceso a derechos y a veces no sólo no las cuestionamos sino que, a veces también, las defendemos: tenemos la prohibición en la ley electoral de que las personas que no saben leer y escribir no pueden ser funcionarias de casilla (algo que me parece sumamente injusto porque parece que se sanciona a quienes han tenido barreras de género, económicas, raciales, etc,. para gozar de este derecho); las leyes que criminalizan el derecho de las mujeres a de decidir sobre su cuerpo (y que les niegan la interrupción legal del embarazo y de paso las criminalizan); a excepción de tres entidades en México, la ausencia de leyes -motivada por prejuicios- que reconozcan la identidad de género o, en otras entidades, el matrimonio igualitario como derechos a ejercer; y un largo etcétera.

El camino hacia la igualdad sustantiva tiene grandes retos: los prejuicios que nos atraviesan a TODAS las personas así sean premios Nobel) y, por tanto, a las instituciones que conformamos; (estos prejuicios se materializan en acciones (a veces jurídicas como la monstruosidad misógina llamada “derecho a la vida desde la concepción”) u omisiones que hacen oídos sordos a las reiteradas exigencias de grupos de población históricamente excluidos; y, los constantes peligros de retrocesos en lo poco que se avanza porque la igualdad implica que otros grupos cedan privilegios y es ahí donde saltan las voces inconformes y se organizan (desde los Machi-Progres hasta las TERFS pasando por grupos abiertamente supremacistas).

Rebeca Garza

Carta a @lorenzocordovav de una mujer #trans


Oaxaca de Juárez, Oax., 15 de diciembre de 2017.

 

Asunto: Sobre Protocolo para personas trans.

 

  1. LORENZO CÓRDOVA VIANELLO

CONSEJERO PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL

DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL.

 

Estimado Doctor Córdova:

 

​El 14 de julio del presente año fue votado por unanimidad en el Consejo General el Acuerdo en donde se aprueba el cronograma de actividades para la elaboración del protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar el derecho al voto de las personas cuya expresión de género no coincida con la información contenida en la credencial para votar en donde está vocal fue designada como Especialista Interna para apoyar en los trabajos de construcción de dicho proyecto.

De conformidad con el cronograma, participé bajo la coordinación de la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica (DECEYEC) en el acopio  de información sobre asociaciones civiles especialistas en derechos humanos de las personas trans y la no discriminación entre el 17 de julio y el 22 de agosto; y se realizaron dos reuniones presenciales con asociaciones civiles y especialistas a nivel nacional en el tema para la presentación preliminar del protocolo: la primera, el 1 de septiembre y la segunda, el 20 de octubre.

Es importante resaltar que en ambas reuniones muchas personas activistas trans hicieron un gran esfuerzo personal -invirtiendo su tiempo, su expertise e incluso utilizando recursos económicos personales, que es escaso-  para estar presentes en las reuniones, donde hicieron llegar propuestas enriquecedoras, tanto por su sólida formación teórica y académica como por su experiencia en la promoción de proyectos exitosos a favor de los derechos de las personas trans en México. Además se contó con la presencia de especialistas en temas relacionados con la no discriminación y la igualdad, tales  como representantes de CONAPRED y la Directora de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación, entre otras personas.

En ambas reuniones, las participaciones se documentaron en minutas de trabajo. Se contó con la retroalimentación de  personas activistas trans que tuvieron una participación activa, estratégica e histórica en la reforma a los códigos civiles de la Ciudad de México, Michoacán y Nayarit lo que ha permitido que actualmente las personas trans (transgénero, transexuales y travesti) de estas entidades puedan rectificar el nombre y sexo de sus actas de nacimiento; también estuvieron presentes activistas trans que tuvieron un papel importante para que en la aprobación de la Constituyente de la Ciudad de México se reconocieran los derechos humanos de la población transgénero, transexual y travesti, lo que la convirtió en la única constitución local en México con este tipo de reconocimiento y protección a este grupo de la población históricamente vulnerado; y además, se contó también con aportaciones de activistas de otras entidades (Baja California, Yucatán, Veracruz, entre otras) que participaron de forma presencial o mediante video conferencia.

En estas reuniones se discutieron amplia y profundamente temas que iban desde la pertinencia del nombre del proyecto del protocolo hasta cada una de las acciones de nivelación que se incorporaron a partir de las dos experiencias exitosas que se impulsaron en la Ciudad de México en las dos elecciones pasadas con el objeto de proteger el ejercicio del voto de las personas trans. Estas experiencias exitosas fueron impulsadas en coordinación con el actual Instituto Electoral de la Ciudad de México (antes IEDF) por varias de las personas activistas que estuvieron presentes. También fue revisado el marco teórico y la fundamentación del documento.

Entre el 4 de septiembre y hasta el 13 de octubre, esta Vocal colaboró en coordinación con la Dra. Teresa González Luna  (designada como Especialista Externa) y la DECEyEC para impactar las observaciones de las asociaciones civiles, las instituciones y personas especialistas así como las observaciones de las consejeras y consejeros del Consejo General del INE, representantes del poder legislativo y de los partidos políticos siempre dentro de un marco de progresividad de derechos humanos y en armonía con los principios rectores del INE.

Por ello, puedo afirmar que la propuesta del protocolo que se construyó hasta el día 31 de octubre fue realizada bajo un diálogo horizontal, estuvo basada en el principio de máxima publicidad como lo demuestran las minutas levantadas en ambas reuniones y fue producto de  un trabajo colectivo entre las especialistas aprobadas, las personas activistas trans provenientes de la sociedad civil organizada de diferentes partes del país, las personas representantes de instituciones públicas especializados en temas de no discriminación como CONAPRED,  las consejeras y los consejeros del Consejo General que asistieron a ambas reuniones o que hicieron llegar por escrito observaciones o propuestas de redacción, representantes del poder legislativo y de los partidos políticos. Incluso, se contó con la asistencia y aportaciones de representantes de direcciones ejecutivas del INE y de unidades técnicas como la de Igualdad de Género y No Discriminación.

También fueron abordados los temas de la certeza y legalidad en la emisión del sufragio el día de la jornada electoral vinculados con las medidas de nivelación que contiene la propuesta de  protocolo y se llegó al consenso que contiene la redacción del 31 de octubre.

Es importante destacar que ambas mesas de trabajo significaron un proceso de sensibilización y aprendizaje para todas las personas presentes.

El cronograma aprobado establecía que entre el 1 y el 15 de noviembre se presentaría el proyecto de protocolo  en la Comisión respectiva y entre el 16 y 30 del mismo mes se presentaría para su aprobación al Consejo General del INE.

Sin embargo, durante ese periodo el proyecto del protocolo empezó a recibir observaciones sobre temas que ya se habían abordado en las dos reuniones previas, como las realizadas por los consejeros Jaime Rivera, Benito Nacif y Ciro Murayama, pero que por alguna razón, no estuvieron presentes en las 2 mesas de trabajo donde se abordó la forma y el fondo de la redacción del proyecto.

Sin embargo, los consejeros Jaime Rivera y Benito Nacif han reiterado su preocupación de que el proyecto del protocolo pueda incentivar la suplantación de identidad, pero no han remitido propuestas de redacción concretas que permitan armonizar los principios de certeza y legalidad con los de progresividad de derechos humanos, a partir de las experiencias ya realizadas en la Ciudad de México durante dos procesos electorales (uno con casilla única) en donde históricamente se tiene cero casos de personas que hayan usado estas medidas de nivelación para suplantar la identidad de una persona electora o promover impugnaciones sobre la etapa de votación de la jornada electoral.

En cambio, hicieron llegar propuestas que a juicio personal resultan regresivas en materia de derechos humanos y que perpetúan la estigmatización social que vivimos las personas trans hoy en día.

Como mujer trans con 16 años en el Servicio Profesional Electoral, como Vocal de Capacitación Electoral y Educación Cívica  y como estudiosa de las violencias que vivimos las personas trans dentro del sistema electoral mexicano, considero que la construcción y aprobación del protocolo es una oportunidad histórica para que el INE reconozca la protección de los derechos humanos de las personas trans para el ejercicio de sus derechos político-electorales lo que traerá beneficios especialmente a la población trans de las entidades donde no existe protección o reconocimiento tanto a la identidad de género como a la libre expresión de género.

El debate y el diálogo alrededor de la construcción de este protocolo representa una gran oportunidad para revisar, cuestionar y desmontar los propios prejuicios sociales que inevitablemente están encarnados  en las personas que integran el Consejo General así como en las personas que integran algunas Direcciones Técnicas a partir de una realidad ya documentada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: que las personas trans en Latinoamérica vivimos fuertes contextos de exclusión social y de violencia sistemática y estructural desde la modalidad simbólica y hasta la institucional, legitimados por prejuicios sociales como el de la suplantación de identidad en donde, a partir de un discurso de neutralidad jurídica, históricamente se nos han negado medidas de nivelación o acciones afirmativas que reconozcan y protejan nuestro derecho humano al libre desarrollo de la personalidad.

Basta mencionar este contexto en el que vivimos las personas trans: México es considerado el segundo país más transfeminicida en Latinoamérica, sólo después de Brasil.

Le externo mi preocupación porque las modificaciones que ha sufrido la propuesta de protocolo  lo conviertan en un instrumento regresivo y restrictivo en materia de derechos humanos hacia las personas trans con respecto a lo que ya se ha hecho en la Ciudad de México -como ya lo han señalado tanto COPRED como CONAPRED.

Asimismo le comparto mi temor de que el protocolo pierda su objetivo original y se apruebe, en el mejor de los casos, un documento que pueda parecer progresista pero que en términos reales no significará una diferencia alguna para hacer la vida de las personas trans más vivibles y más habitables en México, como ya sucedió con el Protocolo para la transición y no discriminación de los derechos de las personas transgenéricas y transexuales que laboran en el Instituto Federal Electoral aprobado en el mes de diciembre de 2010 y que sufrió una ruta parecida a la que está recibiendo la actual propuesta de protocolo, pero que en términos concretos no ha funcionado para ampliar o proteger derechos de las personas trans que laboran en el Instituto.

 

Sin otro asunto en particular le envío un cordial saludo.

 

ATENTAMENTE

MTRA. LUISA REBECA GARZA LÓPEZ

VOCAL DE CAPACITACIÓN ELECTORAL Y EDUCACIÓN

CÍVICA DE LA JUNTA LOCAL EJECUTIVA

ESPECIALISTA INTERNA PARA EL PROTOCOLO

 

 

 

C.c..p: –       Mtro. Marco Antonio Baños Martínez, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Lic. Enrique Andrade González, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Dra. Adriana M. Favela Herrera, Consejera del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Dr. Ciro Murayama Rendón, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Dr. Benito Nacif Hernández, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Mtra. Dania Paola Ravel Cuevas, Consejera del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Mtro. Jaime Rivera Velázquez, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Dr. José Roberto Ruiz Saldaña, Consejero del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Lic. Pamela San Martín Ríos y Valles, Consejera del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Mtra. Beatriz Claudia Zavala Pérez, Consejera del Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Mtra. Mónica Maccise Duayhe, Directora de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Mtro. Roberto Heycher Cardiel Soto, Director Ejecutivo de Capacitación Electoral y Educación Cívica del Instituto Nacional Electoral. Para su conocimiento.

Dra. Teresa González Luna, Especialista Externa. Para su conocimiento.

Mtra. Alexandra Haas Paciuc, Presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Para su conocimiento.

Expediente/Archivo.

Entrevista en conmemoración al 25 de noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres 2017


Gracias Daniel Santiago Cruz, periodista del periódico “El Norte” por incluirme en esta entrevista en conmemoración al 25 de noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.  Atte. Rebeca Garza.

36240_(500X500)

¿Por qué es necesario un Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer?

En primer lugar, considero que debemos hablar de las violencias hacia las mujeres para insertar en el imaginario que el colectivo de mujeres no es monolítico ni homogéneo. Y, en segundo, porque las violencias hacia las mujeres (sean cisgénero, transgénero, muxe, lesbianas, intersex, bisexuales, indígenas, con discapacidad, etc) no solo son violencias de género sino que están atravesadas por otras características tanto de índole personal como de su contexto social, histórico e incluso geográfico. Creo que es muy importante tener en cuenta esto porque permite tener un acercamiento de la complejidad de las diferentes formas de violencia que padecemos cotidianamente todas las mujeres y que, en muchos entornos sociales, está normalizada e incluso es considerado como algo legítimo (como golpear y tener actitudes posesivas con la pareja, la epidemia de embarazo adolescente especialmente de familias de zonas rurales, marginadas o de pueblos originarios, la falta de acceso a la educación, a la salud y a una buena alimentación de muchas niñas de pueblos originarios aún hoy en día, violar a la esposa por considerar que es parte del “débito conyugal”, negar o rechazar las identidades de las personas trans y muxe, asumir que las mujeres con discapacidad no pueden llevar una vida plena, someter a las niñas intersex a cirugías invasivas para ajustarlas a un ideal cisgenérico y heterosexual, entre otras formas de violencia ). Por lo tanto, la conmemoración del día internacional de la eliminación contra la violencia hacia las mujeres, NO es una celebración, sino que es un recordatorio para revisar las violencias que aún existen, las nuevas que empiezan a surgir (como el ciber-acoso en las redes sociales, el tomar fotos de mujeres y circularlas en grupos de whatsapp de hombres, entre otras modalidades) así como los retos y pendientes a atender tanto por la sociedad civil como por el Estado Mexicano, sobre todo éste último, y recordar las vidas que han sido arrancadas por la forma extrema de violencia hacia las mujeres: la feminicida y continuar exigiendo justicia bajo el grito de #NiUnaMenos.

En el entendido que todos y todas pueden sufrir violencia: ¿Por qué es importante un trabajo especial por las mujeres?

Porque está ampliamente documentado que las mujeres (y todo aquel cuerpo que pueda ser leído socialmente en clave femenina de acuerdo a su momento histórico) en todas las sociedades y en todos los momentos históricos se han encontrado en situaciones de subordinación y, por lo tanto, de opresión, con respecto a lo que se considera en ciertos contextos como masculino, y generalmente, el epítome de lo masculino son los cuerpos designados como hombres y que socialmente se expresan como heterosexuales, especialmente aquellos que están fuertemente ligados con ciertos poderes políticos y económicos y esto está vinculado con otras características como su origen étnico, sus expresiones de género, sus ideas políticas, su clase social, entre otras categorías que pueden representar privilegios con respecto del resto de la población. En México, asesinan a una mujer cisgénero cada 7 días, no tenemos cifras de cuantas mujeres trans y muxe son asesinadas, casi ningún caso tiene acceso a la justicia y mucho menos a la reparación del daño, México es el segundo país más transfeminicida en Latinoamérica según el Observatorio Transgender Europe, hay reportes que 2 de cada 3 mujeres han sufrido violencia de género en México, la desaparición de mujeres y niñas en diferentes partes del país ha aumentado en los últimos años de forma dramática y hay estimaciones que detrás de las desapariciones existen redes de tráfico de mujeres y niñas para fines de explotación sexual, casi no se habla de las cirugías invasivas que viven las niñas intersex en México para ajustar sus cuerpos a una idea binaria de la diferencia sexual y en las zonas rurales, marginadas o indígenas están invisibilizadas, la cifras de mortalidad por embarazos de mujeres indígenas siguen siendo altas, las mujeres embarazadas siguen siendo despedidas por esta razón, las mujeres muxe de Oaxaca siguen sin tener un reconocimiento legal a sus identidades y las mujeres trans del país, a excepción de CDMX, Nayarit y Michoacán tampoco tienen reconocimiento legal a sus identidades, las mujeres lesbianas en gran parte del país siguen sin tener reconocimiento al matrimonio igualitario, a la adopción y a cubrir con derechos sociales a su familia sin enfrentarse con obstáculos burocráticos, las mujeres de diversidad funcional o con discapacidad siguen siendo vistas a partir de políticas asistencialistas y no por políticas que fomenten la inclusión, entre muchas otras historias de rechazo, exclusión y violencia que viven niñas, adolescentes y mujeres a lo largo de toda su vida.

¿Qué responder a comentarios como los siguientes que han llegado a través de diferentes publicaciones?

ALGUNOS EJEMPLOS DE COMENTARIOS:

 – En el artículo “Exigen difundir protocolo antiacoso”, publicado el14 noviembre 2017: “Femininazis arden por justicia sin cara a cara! Atte Ex-A-Tec Machistas” /  “También debe haber un protocolo contra las “ofrecidas” que cuando no pueden con la materia van a ofrecerse y si no las aceptan arman un escándalo. por que de que las hay las hay.. cualquiera que haya estudiado le toco haber visto eso” /

– En el video “Viven violencia 2 de cada 3 mexicanas”, publicado el 27 de agosto: “ahora hasta no darles dinero es violencia” / “Las mujeres también son violentas con sus maridos, y más con sus hijos porque no se pueden defender”/ “Si catalogan como violencia el ignorar o levantar la voz pues con madre… Y de maltrato infantil ejercido por mujeres cuantos niños han sido victimas?? 10 de cada 10 supongo” / “Y vienen los activistas para salvarlas. Los más violentados son los niños varones, los más violentados sexualmente son los niños varones., ya que por ponerle tanta atención a las niñas dejan en descuido a los niños. La violencia no tiene género, es de los humanos.

– En el video “Violencia familiar. Dejan atrás el dolor / Tercera parte”. publicado el 9 de junio: “No veo hombre casos de la vida real, ni lo que callan los hombres,que acaso no somos ya iguales?”

– En el video “Violencia familiar: el enemigo en casa”, publicado el 5 de junio: “Y las mujeres que golpean y humillan a los hombres???” / “La violencia en contra de los hombres es peor, hasta se burlan”

Esos comentarios reflejan valores, actitudes y comportamientos que consideran normal las diferentes formas de violencia hacia las mujeres, muchos de ellos escudados en el ejercicio de la libertad de expresión pero mal entendida, desde mi punto de vista, porque lo que hacen es perpetuar estereotipos y prejuicios no solo de género sino que muchos de ellos están atravesados por otros prejuicios clasistas, LGBTfóbicos, capacitistas, racistas, entre otros. Muchos de esos comentarios contra las mujeres no solo hablan desde una posición de privilegios sino incluso de superioridad implícita.Y justamente esos comentarios son un fuerte argumento de por qué es importante seguir conmemorando este día. Sin la lucha feminista, que lleva más de dos siglos pugnando por el reconocimiento y protección de derechos humanos de las mujeres y por la igualdad de las personas (el feminismo no es una moda o una ocurrencia como algunos quieren confundir sino una teoría crítica y un fuerte movimiento político y social que sobrevive desde la Ilustración), sin el trabajo y sin la brecha que nos abrieron las mujeres que nos antecedieron aún a costa de descalificaciones, agresiones e incluso asesinatos, no solo estaríamos conmemorando los pocos avances que llevamos. Esos comentarios y actitudes son la razón para que tengamos que seguir visibilizando que esas formas de violencia NO SON NORMALES, no son sanas, no ayudan a construir relaciones ni familias sanas, armónicas ni plenas sino que limitan el potencial de las mujeres que representamos más de la mitad de la población y cuando la mitad de la población vive en contextos de violencia, cuando esa mitad no tiene las mismas oportunidades para desarrollarse plenamente, cuando vive con miedo a salir de noche, a caminar por las calles, con miedo a ser secuestrada, violada o asesinada incluso en su propia casa por su pareja o un familiar que es la realidad de muchas mujeres, niñas y adolescentes, se condena a la mitad del país a la exclusión, al rechazo y a la marginación y esto se convierte en un pesado grillete para que México pueda no solo consolidar su democracia como forma de vida y como sistema político sino también para generar desarrollo económico estable y duradero. Sin mujeres con vidas libres de violencia no podemos hablar de democracia ni aspirar a cifras de desarrollo de primer mundo.

Reina la homofobia en Oaxaca


Tomado de: http://www.nvinoticias.com/nota/59304/reina-la-homfobia-en-oaxaca

Activistas denunciaron que no existe la democracia para los integrantes de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTI), ya que no tienen a salvo todos sus derechos como ciudadanos.

Jesús Morales Ramírez manifestó que los derechos de esta sector de la población están totalmente vulnerados.

“Todavía no se puede hablar de democracia cuando no se tiene acceso a la salud. Ni siquiera se nos considera la ciudadanía”, expresó el activista durante el foro de “Democracia y diversidad sexual” organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO).

El integrante de la Red de Católicas por el Derecho a Decidir comentó que el nivel de agresión es muy alto, de acuerdo con la segunda encuesta nacional sobre discriminación en relación a orientación sexual.

Detalló que el 49 por ciento de las lesbianas manifestó ser víctima de discriminación, el 40 por ciento de hombres gay y el 61 por ciento de personas transgénero.

“Se nos ha vendido la idea de que Oaxaca, y actualmente eso lo pusieron en el Plan Estatal de Desarrollo que Oaxaca es un estado ‘gayfriendly’, a pesar que tenemos una Fiscalía Especializada en Delitos cometidos en contra la Diversidad Sexual, una ley que impide de discriminación, una ley general de víctimas; y tantos amparos en el tema de matrimonio, todavía no se cumple nada”, agregó.

En tanto, Azul Gómez Montealegre, una persona transgénero, reveló que son el sector de la comunidad LGBTTI más afectado por el rechazo social que aún prevalece.

Señaló que muchas personas, como ella, han sido asesinados.

NOS ESTÁN MATANDO

“Nos están matando y nos matan cruelmente por el hecho de ser transgénero”, agregó esta activista.

Gómez señaló que no pueden hablar que hay democracia en Oaxaca, porque ni siquiera tienen derecho a una identidad.

Explicó que debido a su decisión de cambiar a un sexo diferente al que nació, no tiene papeles oficiales que validen su existencia; y destacó que solo en la Ciudad de México puede hacer este trámite.

“Es como si no existiéramos, con la identidad erradicaríamos parte de la discriminación”, expresó.

Vilma Kats Ulloa, que se presentó como lesbiana, demandó que se considere a su sector como un grupo social, y que se realicen campañas sobre los derechos políticos de las lesbianas.

La Vocal de Capacitación Electoral de la Junta Local del INE, Luisa Rebeca Garza López reveló que los partidos políticos no llevan un registro de sus militantes de al comunidad LGBTTI, a pesar que algunos tienen oficinas internas especializadas en este sector social.

Destacó que instituciones como el Tribunal Electoral evitan registrar a los candidatos como gey, lesbiana o transgénero, ya que solo limitan el reconocimiento como hombres o mujeres.

Más del 50% no la justifica

Los mayoría de los oaxaqueños son homofóbicos, de acuerdo con la encuesta realizada por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO),

El Presidente de este organismo, Gustavo Meixueiro reveló que el más de la mitad de los consultados manifestaron que no toleran la homosexualidad.

Expuso que en los municipios que se rigen por sus sistemas normativos internos se actúa más este rechazo social, ya que de acuerdo al estudio demográfico, añadió, el 63 por ciento de la población manifestó que “nunca se justifica la homosexualidad”; y en el caso de los municipios de partidos políticos, 56 por ciento.

“El INE y el IEEPCO pueden tomar nota del dato para en el marco de la Encívica, identificar qué patrones de conducta, de cultura tenemos en la sociedad que van en contra de una sociedad que busca que sus ciudadanos tengan acceso a los mismos derechos”, expresó, Meixueiro.

El consejero electoral señaló que las instituciones deben trabajar para eliminar la discriminación presente en la sociedad y las acciones que discriminen a las personas.