La masculinidad es tan frágil que …


Pues sí, la masculinidad es más frágil que el pétalo de una rosa.

La simbólica de la masculinidad está montada no solo en ideas que jerarquizan y subordinan sino en discursos y prácticas violentas que no dan consistencia a las identidades masculinas mediante ejercicios de poder hacia lo entendido como “femenino”.

Aquí unos claros ejemplos :

Anuncios